Categorías
Noticias PC

Riot Games tiene un nuevo escándalo, demanda de acoso sexual

Riot Games una vez más recibe una nueva denuncia en esta ocasión esta dirigida al desarrollador del MOBA y CEO de la compañía, Nicolo Laurent y se trata de una demanda de acoso sexual de su ex asistente. La demandante está llevando acabo distintas acciones legales contra el estudio, ya que afirma que fue despedida de manera muy injusta. Este nuevo escándalo llega un tiempo después de que el medio Kotaku publicará un informe donde detallaba el sexismo y la discriminación de género, que abunda dentro de las oficinas de los creadores de League of Legends.

Nueva demanda de acoso sexual a Riot Games

Otro escándalo llega a las puertas de Riot Games, los creadores de League of Legends, el popular juego multijugador online. Esta denuncia fue realizada por Sharon O’Donnell, la ex asistente de Nicolo Laurent, desarrollador del MOBA y CEO de la compañía, y fue presentada el pasado 7 de enero en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles. La acusación en cuestión se trata de una demanda por daños y perjuicios debido a nueve motivos, entre los cuales son el acoso en un entorno hostil, la discriminación sexual y la falta de pago de los salarios.

Riot Games
Las oficinas de Riot Games

Sharon O’Donnell fue contratada en octubre de 2017 como asistente ejecutiva de Nicolo Laurent en Riot Games y la compañía la despidió en junio del 2020 y según detalla en la demanda, poco después de haber sido contratada, iniciaron los acosos contra la demandante «en función de su sexo o género», algo que tuvo una duración hasta su despido: «El presunto acoso incluyó a Laurent haciendo comentarios sobre la apariencia física de O’Donnell, diciéndole que fuera más femenina«.

La demandante explica que Laurent le hablaba de manera condescendiente y la miraba «de manera sexual cuando hablaba de su ropa interior». Asimismo comentó que el director le solicitó que trabajará en su casa mientras su familia estaba fuera.

Por su parte O’Donnell asegura que rechazó rotundamente todas las peticiones, por lo que comenta que Laurent se volvió mucho más hostil. Ella afirma que le retiraron todas sus tareas y por esta razón se quejó tanto con el director como con el departamento de Recursos Humanos, hasta que finalmente fue despedida. Añade al relato que no se le pagaron por todas las horas que trabajó, incluidas las horas extras y no le ofrecieron las comidas requeridas por ley.

Riot Games y su ambiente laboral

Durante el 2018, un total de 28 empleados compartieron testimonios sobre las diferentes experiencias vividas dentro de Riot Games y luego iniciaron una demanda colectiva. Un año después, la compañía acordaba pagar en total 10 millones de euros a cada una de las trabajadoras que habían demandando por discriminación de género; el estudio se comprometió en abordar serias políticas para crear un entorno de trabajo saludable.