Categorías
Análisis Analisis Juegos Juegos

FIFA 22 | Análisis

Durante la segunda mitad de la última década, la franquicia FIFA expandió sus límites, sobrepasando la simple simulación del fútbol como una representación del deporte en sí mismo, convirtiéndose en un simulador global de la cultura que abarca el balonpié. FIFA 22 tiene un amplio abanico de modalidades de juego y opciones, las cuales hacen que el jugador experimente el deporte más popular del mundo desde diferentes ángulos: no importa si es asumiendo el papel de una estrella naciente que le otorga la victoria a un equipo de primera división, o un artista del deporte callejero que se está divirtiendo con los amigos en un campo de juego urbano. FIFA tiene el evidente objetivo de alcanzar a todos y cada uno de los fanáticos y con la entrega de este año, FIFA 22, da un paso más en dirección a hacia la línea de gol.

FIFA 22

FIFA 22: más FIFA que nunca.

EA Sports tiene un historial de permanente cambio hacia adelante respecto a FIFA: a lo largo de las entregas de esta franquicia, el estudio progresivamente fue dando cada vez más lugar a la espectacularidad de las anotaciones y las jugadas que llaman la atención, desplazando en cierta forma, al estilo de juego estratégico. Con FIFA 22, se vuelve a dar un giro, cambiando un poco el rumbo y retomando el juego más táctico, mostrando una estructura más ordenada que la entrega del año pasado y con un ritmo de juego que cuenta con una mayor sobriedad. 

El refinamiento en las físicas del juego, sobre todo las del movimiento de la pelota, la inclusión de animaciones nuevas para los jugadores y las diferencias que se pueden percibir en los pases y en los giros cuando hay que cambiar de dirección, encaminan las partidas hacia un enfoque mucho más táctico y que debe ser desarrollado con cautela. A todo lo anterior, se suma que las opciones en lo que respecta a la comunicación y al control de los integrantes del equipo que son manejados por la inteligencia artificial, exigen al usuario que mantenga permanentemente un seguimiento de todos los movimientos que estos realizan, para sacar mayor provecho a cada una de las jugadas que se presentan como posibles.

FIFA 22

Saliendo de la esfera de los partidos que simulan los encuentros de las diferentes ligas de fútbol de la vida real, se encuentra el miniuniverso futbolístico de FIFA, con sus diferentes propuestas: Por un lado, el clásico Modo Carrera, donde el jugador puede seguir el desarrollo de una narrativa que tiene como centro el progreso de la carrera de un deportista desde sus orígenes hasta convertirse en una superestrella de talla mundial. Por otra parte, está la posibilidad de experimentar el Club Pro, donde vamos a jugar cooperando con otros diez jugadores de forma online. Además, nos encontramos una vez más con Volta Football, una sección que orbita alrededor del estilo libre de fútbol callejero, donde podremos sentirnos como si nos juntáramos a jugar un partido con amigos de nuestro barrio (con la diferencia de que aquí, todos nuestros amigos son auténticos profesionales del Freestyle); aquí, los premios van a las mejores trucos realizados con el balón, haciendo gala de una variedad de movimientos especialmente dinámicos.

Toda luz tiene su sombra…

Y ahora, llegamos al punto inevitable de incomodidad: el modo Ultimate Team. En este modo, el jugador puede comprar diferentes paquetes de cartas de jugadores (todas totalmente aleatorias), con las que después puede formar su equipo definitivo, para participar en torneos online. Obviamente, para enganchar al jugador, cuenta con muchos objetivos intermedios para crear la sensación de progreso, además de integrar una gran cantidad de pequeñas recompensas que uno encuentra en el camino. La realidad es que aunque ahora es más “benévolo” de cara a la economía interna del juego, no logra evitar que, si alguien se detiene a analizar detenidamente su funcionamiento, empiece a sentirse como si hubiera entrado sin darse cuenta en un sitio de apuestas en línea, donde se intercambió el clásico Texas Hold’em Poker por el Fútbol de Fantasía.

Conclusión

FIFA 22 tiene la marca característica de la franquicia, con todo el refinamiento y la terminación que estaban esperando los fans (desde hace bastantes años, es verdad), entregando modelos que representan fielmente a los jugadores y estadios de mayor relevancia en el mundo, además de contar con las voces de los relatores oficiales, como cada entrega anual. Más allá de lo anterior, cuenta con un motor interno que demuestra una seguridad sin precedentes y que otorga la simulación de fútbol que todo fan del deporte desea experimentar cuando se lanza a un videojuego del género. Es cierto, una vez más también, carga con el problema que nubla la experiencia de Ultimate Team, pero si el usuario es capaz de pasar por alto (o en todo caso, aceptar) la mecánica de lootboxes de ese modo de juego en particular, FIFA 22 se presenta como un título sólido y variado, que asegura varios meses de entretenimiento para cada seguidor fiel de la franquicia.

FIFA 22

Requerimientos de sistema para PC

Aquellos jugadores que deseen jugar FIFA 22 en ordenadores, deben tener en cuenta los siguientes requerimientos mínimos y recomendados:

  • MÍNIMO:
    • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
    • SO: Windows 10 – 64-Bit
    • Procesador: Intel Core i3-6100 @ 3.7GHz o AMD Athlon X4 880K @4GHz
    • Memoria: 8 GB de RAM
    • Gráficos: NVIDIA GTX 660 2GB o AMD Radeon HD 7850 2GB
    • Almacenamiento: 50 GB de espacio disponible
  • RECOMENDADO:
    • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
    • SO: Windows 10 – 64-Bit
    • Procesador: Intel i5-3550 @ 3.40GHz o AMD FX 8150 @ 3.6GHz
    • Memoria: 8 GB de RAM
    • Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 670 o AMD Radeon R9 270X
    • Red: Conexión de banda ancha a Internet
    • Almacenamiento: 50 GB de espacio disponible